viernes, abril 07, 2006

aceite negro

no mas dip frai
Ayer, en una actitud economía de guerra, decidí (des)hacer(me) falafel para el almuerzo. No es que hiciera la masa, más bien era una bandeja de 20 bolas que alguna vez compré en Oriental Market. No los había hecho antes por que me carga el proceso de freir. Eso de que para cocer algo hay que llenar una olla de aceite me parece descabellado -tirao de las mechas como diría un amigo. Mas aún por que todo alrededor del proceso se salpica con aceite, el muro, la base de la cocina, el tostador, la tetera, las manos, el extractor de olores (campana). Todo por la gran cresta.

Los bananos verdes pasaron el mes y al final se secaron por la misma razon, por más de tres meses me había negado a freir algo, solo salteados con no mas de una cuchara sopera de aceite de oliva. Pero como me daba lata correr a la verdulería, para comprar los elementos necesarios para una super nutritiva ensalada, tomé lo que había a mano. A eso de las 10:00 había preparado quinoa por si acaso algo se me ocurría, terminó reemplazando el couscous del taboule que motive (de hecho, obligué) a mi pareja armar.

Creo que eran las 14:?? cuando comencé la fritanga, cerrada la puerta corredera que conecta la cocina con el interior de la casa, para evitar posteriores malos olores. El extarctor a media velocidad. Tomé a olla pequeña que solo utilizamos para esta labor, que aun conserva las marcas de fritangas anteriores apesar de baños de soda caustica que la he sometido, le vacié el aceite guardado de otra fritura, le agregué mas desde una botella de aceite de maravilla. Aun asi no daba la cuota para la cantidad de bolas de falafel, que para rematar yo decidí hacerlas todas para no volver a tener que pasar por la tortura otra vez.

Fueron como 5 sesiones de echar, cada vez, 4 bolas casi congeladas en el aceite caliente. Cada vez que introducía una bola con los palos orientales tenía que inclinar la olla hacia el muro para evitar las salpicaduras, era tal la ebullicion que me cayeron gotas de aceite hasta en al cabeza. Despues de freir unas 8 tuve que colar el aceite, porque algunas particulas se quedaban en el aceite y comenzaban a carbonizarse.

El colado de este engendro caliente lo hicé vaciando todo en una jarra de metal, de esas que se usan para el cafe turco, luego volviendo el aceite a la olla con un colador de té, esas bolas metalicas que no sé si venden aquí en SCL. Luego volver al proceso, pero con un aceite mas oscuro cada vez.

Al final el aceite quedo tan negro que decidí botarlo a la basura, no inmediatamente, sino que lo eché junto con la caca de gatos en la bolsa de recoleccion de anoche.

Es probable que hacía tanto que no comía cosas fritas que me senti abochornado todo el día.
Anoche hice una sopa de succini, pero sumado a un arrebato ansioso que me hizo comer medio helado de crema que no me satisfizo para nada, se me apago la tele apenas termine de tomarme la sopa. Muerto a las 22:01!, apenas y me saque el pantalon.

Hoy desperte a las 6:30, vi por las ventanas que estaba nublado y volví a dormirme. Luego otra vez a las 7:00, luego 7:53, cada vez era mas dificil mantener los ojos abiertos. Finalmente a las 9:03 me desperté bien, los gatos esperaban, alrededor de la cama, su desayuno atrasado. Uno estuvo sobre mi todo el rato que dormí demas.

No mas Deep fry, en la casa al menos.

Genial, Hoy es viernes, dejé unas lentejas remojando, pero hace una hora mi pareja salio a juntarse con una amiga, dijo que no almorzaría por que despues "tenemos" que juntarnos con otros amigos, que llegaron hoy desde Francia, a eso de las 15.00 en algun lugar del barrio de museos.

13:31

5 Comments:

Blogger macapop said...

Hahahah, aceite en la cabeza.. una vez mi abuela se quemó las pestañas haciendo esas cosas.. bueno, ella es medio despistada.. es mi abuela que una vez se lavó los dientes con Etiquet.

Lo único que caché de ahí, fueron las lentejas que nombró al ultimo. Me asombra tu abanico nutritivo. Admirable.

Saludors!

7/4/06 16:31  
Blogger Polaroid said...

que wena.
Me gusta ese aire intimista de tus posts.
son como bacanes,porque imagino todo lo que escribìs.

7/4/06 20:26  
Blogger Mamut said...

odio las frituras, cuando las recuerdo, me parece estar vitrineando por estación central, lugar que plantea esa especie de necesidad de muchos, aún recuerdo lo mal que me hizo un arrollado primavera de un carro afuera del metro, eran gigantes y con carne de dudosa calidad.
Pero a 100 pesos.

7/4/06 21:06  
Blogger inventona said...

minimal levemente procesada. no te equivocas. algunos de tus comentarios, simplemente, maestros.

te diste el tiempo de leerme, ah?

7/4/06 22:26  
Blogger maite said...

Mi casa funciona con freidora para evitar salpicones de aceites y pajas varias con el sarten, gracias a mi enfermedad ahora lo que se puede ir al horno en lugar del aceite se va no mas, el resto no se come.
Espero que me sigas leyendo y comentando, n ole haga caso a algunas de mis amistades que son sensiblemente un tanto histericas.

saludos.
un gusto pasear la vista por aqui.

9/4/06 00:48  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home