sábado, marzo 11, 2006

[amanecer] imparcial

Por muy mañana que le llamen, a las 6:04 aun parece noche para mi.
Me levanté con una lucidez y energía que no se donde se guardan cuando tengo que trabajar. Tomé el vestuario adecuado para sudar en bicicleta. Cual escolar aplicado en Lunes hábil, y con la ropa sobre el antebrazo izquierdo, tomé la mochila y revisé si estaban las herramientas para evitar "infortunios".
Me tomé mi tiempo en el baño, luego me vestí dejando piyama y sandalias en el lugar.
6:35 y el exterior parece medianoche aun, salvo por que venus esta en otra posición, me tomo un vaso de agua -fria ya por que el termo quedo abierto desde el dia anterior a las 20:00.
Luego otro vaso más antes de salir, con una pildora de Glutamina y otra de Lisina.

6:43 está helado y oscuro, con la oscuridad característica de las luces de la calle, me extraña ver al tipo de la parroquia barriendo hojas oculto en las sombras.

Con el casco guardado en la mochila, con mascara antifrio y smog, y con gorro de lycra llego al portón de la escuela de Carabineros donde me detengo antes que un veloz radiopatrulla me arrolle. Cordialmente me dan el paso, era mi derecho, y me dan tanta importancia como las piedras en el pavimento.

Al llegar a providencia parece Domingo por la noche, micros corriendo con pocos pasajeros y pocos peatones en la acera.
Pedro de Valdivia parece mas movido, pero solo es una ilusion. Los conserjes ya han mojado la acera, donde los hay, lo que me obligo a bajar la velocidad para no mojarme el culo y no patinar cuando frenara al llegar a la costanera.
Cuando llego a la subida del cerro la noche parece no querer dejar Santiago, talvez era 7:07 o 7:14.
Me detuve antes de empezar a subir, un volkswagen bettle rojo conducido por una mujer bajo y se detuvo frente a la barrera, se le apago el motor justo cuando le dieron el pase.

Subí y todo era sombra y menos sombra, Gabriela no estaba mejor, miedos infantiles me acosan en esos momentos pero se me pasa justo en la subida donde hay un claro que es iluminado por el celeste del cielo. Santiago se veía y se olía limpio, se podía ver hasta las luces de Maipu.

Esperaba encontrar comensales madrugadores de un matrimonio de Viernes, pero al llegar a Tupahue no había ni perros salvajes.
Por un momento creí ver una persona, pero era un busto que jamás había notado en ese lugar, pedalie raudamente hacia la cumbre y se acabaron los faroles, Conchalí y el Salto se veían nitidamente. Las calles más cercanas al cerro me recordaron la primera vez que dejé Santiago en avion. Desde lejos las luces anaranjadas de las avenidas sobre el pavimento parece tela de araña, es como un velo tenue que cubre las calles, especialmente cuando no se ven los faroles.

Al llegar a la cumbre ya estaba claro pero todavía faltaba una hora para que saliera el sol.
Había un perro a la entrada del funicular, ladraba tanto que no me atreví a ir a "marcar tarjeta". Me cambié el poleron mojado por uno seco y me fuí a la zona de la virgen.

Como siempre a esa hora solo estába el guardia, un anciano que a ratos se proteje en una garita al lado del altar.

Subí hasta la virgen, aun se veian luces encendidas en Santiago, pero ya era Sabado por la mañana con celeste claro casi blanco, nada de sol aun.


7:30 decidí bajar, mire el paisaje, baje lentamente, tome fotos, me tomé mi tiempo y cuando llegue a la bici mire hacia la cordillera y estaba el haz amarillo asomandose.
Volví a subir, noté mas que nunca que Santiago tiene un amanecer imparcial, tomé otras fotos y luego decidí volver a casa.

Llegué de vuelta a no se que hora, entre 8:30 y 9:00, entre desayunar, cambiarme ropa, alimentar gatos y otros quehaceres volví a quedar en piyama.

Ahora son las 13:53, la lavadora va en su 5º ciclo y aun no lavo los platos de anoche.
Encendí la maquina para ver un emilio y terminé publicando esto.

6 Comments:

Blogger caleidoscopica said...

el otro dia fue mi primer dia de trabajo y desperte a las 6 20 y no lo podia creer, que mierda hacia yo levantandome a esa hora para ir a trabajar si estube todo un verano acostandome a esa hora y en condiciones no mencionable... y es raro empezar el dia de noche, a eso de las nueve de la mañana siento que nunca me hubiese acostado... raro!
saludos !!

11/3/06 14:34  
Blogger Voknahelio said...

es una de las cosas que me falta hacer, en vacaciones de invierno haré eso.
escribe muy bien, felicito a quien escribio.
saludos

12/3/06 20:46  
Blogger Polaroid said...

que wena. Me gustò este post, y la verdad es que me hiciste subir el cerro con tus imagenes escritas.
saludos.

13/3/06 07:28  
Blogger macapop said...

Sí. Para mi también es de noche a esa hora. Está oscuro.. siempre que me acuesto a esa hora hablo de "mañana voy a..." siendo que mañana es hoy.

Saludors

13/3/06 16:49  
Blogger javi said...

veo que eres un deportista empedernido... bién por ti, que rico poder darse el lujo, de salir a cicletear de madrugada... mis mañanas son de locos, pero en otra onda...
un saludo para usted!

15/3/06 14:25  
Blogger war!o said...

tan cotidiano, pero cada cual lo hace unico, no?. pero dudo q levantarse temprano sea cotidiano, aun q aveces es necesario.-. comparto el sentimiento, de respirar aire fresco, en la madrugada; todo es tan limpio.

16/3/06 19:34  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home